Potaje de trigo palmero, una tradición de la Isla Bonita

La Palma, también llamada “Isla Bonita”, por su belleza y su verdor, no deja de sorprendernos. Declarada en 2002 Reserva de la Biosfera por la Unesco, la también conocida “isla verde” ofrece desde maravillosos paisajes dignos de ver, a cielos increíbles para observar el universo o una gastronomía con platos antiquísimos. En este artículo nos centraremos en un plato típico del recetario canario: el potaje de trigo palmero.

Potaje de trigo palmero

El potaje de trigo palmero no deja de ser un guiso más de los muchos que podemos encontrar en el recetario canario, desde el potaje de berros al rancho o el puchero, pero también es un plato muy común en España. Las variantes de este guiso son innumerables, solo en Canarias y dependiendo de cada isla podemos encontrar multitud de recetas de cuchara diferentes.

La historia de este guiso

Siempre al pensar en La Palma, pensamos en dulces, como el príncipe Alberto, del que hablamos más profundamente en este artículo, o licores, pero también cuenta con recetas de platos calientes y de cuchara tradicionales. El potaje de trigo palmero surge, como ya hemos mencionado en otras recetas, de la fusión de las distintas culturas que pasaron y convivieron en el Archipiélago, la aborigen, la portuguesa, la castellana o la morisca.

Potaje de trigo palmero

Como la mayoría de los guisos canarios, este potaje surge de la necesidad y la escasez de alimentos, aprovechando lo que se tenía en el momento en la cocina y utilizando uno de los cereales más comunes en la dieta canaria desde los tiempos de los primeros habitantes de las islas: el trigo.

Además del mencionado cereal, fundamental en la elaboración del gofio de trigo, por ejemplo, uno de los alimentos más importantes de la dieta canaria, este potaje lleva otro cereal fundamental en el Archipiélago, el millo (maíz), así como verduras, papas o carne.

Cómo se prepara el potaje de trigo palmero

Existen diferentes formas de preparar este rico potaje. Esta es una receta heredada, por lo que cada familia palmera la elabora de una forma distinta.

Se le suele añadir costilla de cerdo, que puede ser salada o no, o un trozo de carne de res para potenciar el sabor, pero también se puede prescindir de ambos ingredientes. Sin embargo, lo que no puede faltar son las verduras. El principal ingrediente de este plato es la col, pero también lleva zanahorias y habichuelas, así como batata o papa y la piña de millo.

Cocinando potaje de trigo palmero

Este guiso es similar al puchero, tanto en cocción como ingredientes, siendo la principal diferencia, el trigo, que junto a la col es otro de los ingredientes fundamentales de este potaje. El cereal se añade entero, es decir, en grano, no molido como si fuera gofio.

La cocción del trigo es similar a la de las legumbres. Es bastante duro, por lo que hay que dejarlo en remojo desde la noche anterior para ablandarlo.

Ingredientes

Para 6 personas:

Para el caldo: 1 trozo de carne de res para sopa (400-500 gramos aproximadamente), 1 o 2 costillas de cerdo (salada o fresca), 1 tomate, 2 o 3 dientes de ajo, 1 puerro.

Preparación del potaje: 250 gramos de col, 200 gramos de trigo en grano, 1 zanahoria, 200 gramos de habichuelas, 1 piña de millo, 300 gramos de batata, 2 papas medianas, 500 gramos de calabaza, sal.

Elaboración

El día anterior, pondremos el trigo en un caldero y lo cubriremos con agua. Seguidamente, se pondrá al fuego hasta que hierva. Una vez haya hervido, se le añadirá más agua y se esperará a que vuelva a hervir de nuevo para añadirle más agua, así hasta un total de 4 veces. Una vez listo, retiramos el trigo del fuego y lo dejamos en la misma agua de cocción hasta el día siguiente. Para ese entonces, ya debe haberse abierto.

Para la elaboración del caldo, primero, en una olla grande o olla exprés, pondremos las carnes cortadas en trozos grandes, así como la cebolla pelada y el tomate, ambos partidos a la mitad. También los ajos con su piel y el puerro picado en varios trozos. Cubrimos con abundante agua, 3 o 4 litros, y ponemos el caldero al fuego. Una vez listo, lo colamos, separamos las carnes y las reservamos.

A continuación, en el mismo caldero y utilizando el caldo previamente elaborado, añadimos todas las verduras peladas y picadas en trozos medianos. Añadimos sal al gusto y cocinamos hasta que la verdura esté lista.

Por último, desmenuzamos las carnes y las añadimos a las verduras junto al trigo escurrido y cocinamos todo junto durante 5 minutos más. Una vez transcurrido este tiempo, lo apartamos del fuego y dejamos reposar durante unos minutos y ya estaría listo para comer.

Paula Vera

Fotos: lapalmerarosa.com, lacocinadelasilbi.com, 3tres3.com

Compartir:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on email

¿Quieres recibir contenido interesante sobre las últimas novedades del ocio y la gastronomía canarios?

Suscríbete a la newsletter de Marca Canaria.

Artículos destacados

Otros artículos sobre...