Puchero canario, un plato nutritivo para preparar en invierno

El puchero canario se trata de un cocido tradicional dentro del recetario canario. Este plato, tan sencillo como nutritivo, varía según la isla en la que se prepare o el hogar en el que se cocine.

Historia del puchero canario

Tiene su origen en los cocidos tradicionales de la península ibérica. Desde sus orígenes, Canarias ha estado siempre influenciada por distintas culturas, no solo por la coexistencia de varias en las islas, sino también por la geolocalización estratégica del Archipiélago como puerto de paso en rutas con destino a América o África.

Puchero canario

Las distintas influencias han marcado a Canarias, no solo culturalmente, sino también su recetario. Esto ha hecho que, a lo largo de los siglos, se haya ido introduciendo en la gastronomía canaria diferentes variantes o interpretaciones de platos típicos de otras regiones como Venezuela, Cuba, etc. Según su estilo, este consistente plato recuerda a los típicos potajes o estofados portugueses.

Al principio el puchero canario fue un plato de origen humilde y rural, debido a que su elaboración partía de los productos de la huerta y la granja familiar. Posteriormente, su evolución ha hecho que se convierta en un plato típico en celebraciones y fiestas, debido a su laboriosa preparación.

Puchero canario

Cómo elaborar un puchero canario

Ingredientes típicos

El puchero canario se compone de carne de vaca, cerdo, pollo, chorizo y panceta. Del mismo modo lleva también garbanzos y verduras típicas como batata, papa, calabaza, bubango (calabacín), zanahoria, col, habichuelas (judías verdes) y piña de millo (maíz). Todo esto guisado junto y acompañado de un majado.

Generalmente su caldo se sirve como una sopa primero o se utiliza para la elaboración de un escaldón de gofio (si no sabes lo que es el escaldón, te dejamos aquí el siguiente link), todo ello acompañado por las verduras guisadas y un buen mojo rojo o verde, o también aceite y vinagre.

puchero canario listo para comer

Preparación

La noche anterior se ponen en remojo los garbanzos, cambiándoles el agua al menos dos veces, para que estén listos para cocinar al día siguiente. En un caldero, se añaden unos cuatro o cinco litros de agua y se ponen al fuego con los garbanzos hasta que rompa a hervir. A continuación, se le añade cebolla, pimiento, ajo y se sazona al gusto. Además, se incorpora al guiso las piñas de millo.

Seguidamente, se agrega la carne de vaca y cerdo y se deja hervir unos 45 minutos. A continuación, se añade la carne de gallina, las zanahorias, la col y las habichuelas. Pasada una media hora, se agrega al caldero las batatas y las papas, así como la calabaza y el bubango, todo cortado en trozos grandes y se deja en le fuego uno media hora más.

Puchero canario listo para comer

Cuando el guiso ha reposado y con la ayuda de una espumadera, se sacan las verduras del caldero y se colocan en una bandeja. Con el caldo de prepara un escaldón. Todo se sirve al momento y bien caliente.

El puchero canario, al ser un plato tan copioso y elaborado con tantos ingredientes, se suele comer durante dos o tres días. Al sobrante del puchero se le denomina “tumbo” o lo que es lo mismo, la unión en un mismo plato de las distintas carnes, verduras, piñas y garbanzos. Además, el reposo de un día para otro hace que este plato sea aún más delicioso.

Paula Vera

Fotos: nutricionistasveganos.com, tripadvisor.es, flickr.com, youtube.com

Compartir:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on email

¿Quieres recibir contenido interesante sobre las últimas novedades del ocio y la gastronomía canarios?

Suscríbete a la newsletter de Marca Canaria.

Artículos destacados

Otros artículos sobre...