Malvasía volcánica, la uva de Lanzarote

Una uva de pequeño temaño y muy delicada, la malvasía volcánica es uno de los emblemas de la isla de Lanzarote, la uva más cultivada en la isla, ingrediente básico con el que se elaboran muchos de sus mejores vinos y que debe su nombre a su gran adaptación al terreno volcánico. Una uva exclusiva de Lanzarote, ya que no se encuentra ni siquiera testimonialmente en ninguna parte del mundo.

La malvasía volcánica de Lanzarote

El origen y las variedades

Originaria de Grecia, la uva malvasía (a secas, sin apellidos), es una uva muy aromática. Se produce en varias partes del planeta, y en España hay localizadas seis variedades: la de Canarias, la de Castilla y León, la de La Rioja, la de Islas Baleares, la de Cataluña y la de Valencia. La variedad que nos ocupa hoy, la malvasía volcánica, probablemente es una mezcla entre tres tipos de uva: la malvasía griega, la malvasía aromática de Cataluña (la de Sitges especialmente) y la uva marmajuelo local. Aunque se ha relacionado con ella, realmente es distinta a la malvasía de La Palma, más parecida a la malvasía de Sitges, según los últimos estudios. Esta malvasía aromática supone un 40% del cultivo de malvasía en Canarias, siendo la malvasía volcánica la predominante, con un 60%.

Malvasía volcánica, viñedos imposibles

La explosión del Timanfaya

La explosión del volcán Timanfaya, enl 1 de septiembre de 1730, duró ni más ni menos que seis años, y su lava cubrió una cuarta parte de la isla de Lanzarote. Desaparecieron once poblaciones, y las que quedaron fueron abandonadas por la mayoría de sus habitantes. Pero los escasos paisanos que permanecieron en ella descubrieron un hallazgo que cambiaría para siempre la agricultura de la isla: la tierra, habituada al cultivo de la caña de azúcar y ahora inservible para esta tarea, en las zonas donde la capa de ceniza volcánica era más fina resultó ser muy, pero que muy fértil.

Detalle de una hoja de vid de malvasía volcánica, en Lanzarote

… Y el hallazgo tras la explosión

Los lanzaroteños procedieron a retirar la arena volcánica, buscando el antiguo suelo, que tras ser cavado y sembrado se tapaba de nuevo con piroclastos. Solo quedaba proteger lo sembrado del viento, mediante muros circulares. La arena filtraba el rocío nocturno, de modo que la calima ya no podría secar las plantas. Un suelo en el que conseguía la termorregulación y en el que por lo tanto se lograba conservar la humedad: la fertilidad estaba asegurada.

Todas las labores de la malvasía volcánica son artesanales

Las labores y el vino

Las labores de la uva malvasía son completamente artesanales. Desde la excavación de los hoyos que posteriormente se cubren con piroclastos, pasando por la construcción de los muros de piedra, hasta la plantación de varas y recogida de la uva. No hay posibilidad de mecanización alguna.

El resultado son unos vinos únicos, de color transparente, con reflejos dorados, unos vinos muy aromáticos e intensos, como la propia uva: de aroma y sabor a tonos frutales, y existen cuatro variedades: malvasía seco, malvasía espumoso, malvasía semidulce y malvasía dulce, el más conocido. En cuanto al maridaje de la malvasía volcánica, podemos decir que casa a acompaña de maravilla a los pescados y mariscos, y que es muy buen acompañante de los quesos frescos (si son canarios, mejor que mejor), unas papas con mojo y cualquier postre.

Malvasí volcánica, cultivos de noche

Los viñedos de malvasía volcánica en Lanzarote

Los viñedos de malvasía volcánica se encuentran a lo largo y ancho de la isla de Lanzarote, aunque las zonas más propias son las de La Geria, Tías-Masdache, San Bartolomé, Tinajo (todas ellas en la zona protegida del Parque Nacional de La Geria) y a zona de Ye-Lajares, situada en el norte de la isla. Son trece las bodegas acogidas a la Denominación de Origen Vinos de Lanzarote, entre los que están los vinos de malvasía volcánica. Esta D.O. se creó en el año 1993.

No podemos dejar de mencionar, de entre estas bodegas, a la mítica Bodega El Grifo, la bodega más antigua de las Islas Canarias y una de las diez más veteranas de todo el país (se creó en el año 1775), y que elaboran muy buenos vinos de malvasía volcánica procedente de su finca.

Malvasía volcánica. viñedos de El Grifo, en Lanzarote

… Y el vinagre de malvasía volcánica

No nos vamos sin mencionar un novedoso producto que también se elabora con la malvasía volcánica de Lanzarote: el vinagre de malvasía volcánica. El empresario Fernando Arráez Bravo ha creado en Arrecife un vinagre muy especial, comercializado con el nombre de “Lágrima de malvasía volcánica”, de gran calidad y en tres variedades: vinagre básico de tono limpio, vinagre envejecido en barrica, acaramelado y vinagre balsámico, de tono oscuro, vinagres con una acidez máxima del 6% y una presencia mínima de sulfitos. Un vinagre gourmet avalado por el prestigioso chef Martín Berasategui. Desde Marca Canaria le deseamos larga vida a la malvasía volcánica.

Fotos: bodegaslaflorida.com, saborealanzarote.com, bungalowsplayafamara.com, innovagri.es, tiquets.com.

Compartir:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on email

¿Quieres recibir contenido interesante sobre las últimas novedades del ocio y la gastronomía canarios?

Suscríbete a la newsletter de Marca Canaria.

Artículos destacados

Otros artículos sobre...