Qué ver en Teror en un día

Si has tenido la suerte de haber visitado Teror, en Gran Canaria, habrás comprobado el encanto y la belleza de una de las localidades más turísticas, cuyas calles empedradas y sus casas con sus balcones de madera típicamente canarios la convierten sin duda en uno de los más bonitos del archipiélago. En Marca Canaria te decimos qué ver en Teror, con una listado de lugares y cosas imprescindibles de la villa, que no te puedes perder.

Una bonita calle de Teror
Balcones de madera típicamente canarios, en las calles de Teror

Plaza y Basílica de la Virgen del Pino

La Virgen del Pino es la patrona de la isla de Gran Canaria. La tradición cuenta que el día 8 de septiembre de 1481, la talla de la Virgen apareció en lo alto de un pino, junto a la Cruz Verde de la plaza del Pino. La Basílica del Pino, que alberga la talla, es el monumento principal de la villa, y es uno de los templos más importantes de las Islas Canarias. Tiene tres naves, culminadas en arcos de medio punto, con cubierta a dos aguas, en el presbiterio bajo encontramos el altar de Cristo atado a la columna de Luján Pérez, que procesiona en Viernes Santo, y en el presbiterio alto, a la Virgen del Pino. Cerca de la basílica podemos encontrar la Plaza Teresa de Bolívar, que se reformó a mediados del siglo XX, y en la que se halla un busto de Simón Bolívar.

Basílica de Teror
La Basílica, centro neurálgico de la villa de Teror

Por otro lado, la plaza del Pino, de forma irregular, es otra de las cosas obligadas que ver en Teror, donde se llevan a cabo todas las celebraciones en Teror, tanto de fiestas como de ferias , y por su puesto, su mercadillo municipal. La plaza del Pino está rodeada de las casas de las familias antaño más importantes de Teror, casas magníficamente construidas y que le dan color. Junto a la basílica, podremos encontrar la Cruz Verde, actualmente una cruz de hierro que sustituyó a la original, realizada con restos del pino en el que apareció la Virgen, aunque está ubicada unos metros más allá de su posición original, cambio que se hizo para que pasaran los coches sin problemas.

Mercadillo de Teror, todos los domingos
Mercadillo dominical en Teror

Mercadillo de Teror

Si tienes la suerte de estar en Teror un domingo, no querrás perderte su mercadillo, todos los domingos, desde las 08:00 a las 15:00 horas.T oda la vida del pueblo se concentra en torno a la plaza y la Basílica del Pino, en un ambiente muy festivo, y que tradicionalmente viene celebrándose desde hace más de dos siglos. Con más de 150 puestos, en ellos podrás encontrar, por un lado, todos aquellos productos típicos de Teror de producción artesanal o textil que no puedes dejar de conocer: cestas de mil formas y tamaños, objetos de latón, tallas de madera, bordados de muchas técnicas (macramé, con telares, ganchillo…). El mercadillo es, definitivamente, una de las cosas obligadas que ver en Teror.

Chorizos y morcillas de Teror, en Marca Canaria
Chorizos blandos y morcilla dulces, no se puede pedir más

La gastronomía de Teror

Y por otra parte, en el mercadillo es posible adquirir aquellos productos de la gastronomía de Teror que la han hecho famosa, como son sus famosísimos chorizos blandos, para untar, que tienen el color rojizo que les aporta el pimentón y una forma ovalada, y que se fabrican en tres industrias de la localidad. Por otro lado, las morcillas dulces, elaboradas con sangre de vaca, con su toque picante, y a los que no debes oponer resistencia, y que comerás con su famosísimo pan de leña, que encontrarás en un montón de formatos. Aunque también encontrarás panes de distintas harinas, de huevo, de papa o de millo, de higos y de nueces y pasas. Y los quesos: magníficos quesos de cabra, oveja o de mezcla con vaca, curados o frescos, condimentados con gofio o con pimentón.

La famosa pastelería Benítez, de Teror
La Dulcería Benítez, en Teror, más de 80 años endulzando a la isla

… y la repostería de Teror

Teror es además una localidad muy afamada por sus dulces. Dulces tan apreciados como las truchas, queques, mazapanes, bollos de anís, roscos, mantecados o turrones (¡ojo, no son iguales que los peninsulares, y se comen todo el año!). Aparte de todas las tiendas de repostería y panaderías de la localidad, que no escasean, otras grandes especialistas en la elaboración de todos estos deliciosos son las monjas de clausura de la orden del Císter, cuyo convento se acabó de construir en 1888, y cuyas tierras de cultivo son básicas para producir las materias primas de toda su excelente repostería artesanal. Las monjas los venden en su monasterio a través de un torno, previo pago, aunque también se pueden adquirir en el mercadillo dominical. Otro sitio obligado que ver en Teror es la Dulcería Benítez, que lleva más de 80 años endulzando a sus habitantes.

Qué ver en Teror, en Marca Canaria
Una preciosa calle empedrada de Teror, y al fondo, la Basílica de la Virgen del Pino

Fotos: grancanaria.com, okgrancanaria.com, Pastelería Benítez, Gobierno de Canarias.

Compartir:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on email

¿Quieres recibir contenido interesante sobre las últimas novedades del ocio y la gastronomía canarios?

Suscríbete a la newsletter de Marca Canaria.

Artículos destacados

Otros artículos sobre...