La tradición canaria del salto del pastor

El salto del pastor, también conocido como “brinco canario” es un juego autóctono con una larga tradición en toda Canarias. Proviene de los desplazamientos que los pastores realizaban por la abrupta geografía de las islas ayudados de una lanza, similar a la utilizada por los luchadores de garrote y también propia de los pastores.

Salto del pastor en Canarias

La especial orografía del Archipiélago, propició a que los habitantes de las islas, sobre todo los de las zonas más rurales, tuvieran que utilizar la inventiva para poder desplazarse. Buscaron medios y técnicas que les permitieran poder salvar obstáculos y de este modo surge el salto del pastor.

A la vara o palo utilizado se le conoce por muchos nombres: astia o lanza, en las islas de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro; garrote en Gran Canaria; o lata en Fuerteventura y Lanzarote.

Historia del salto del pastor

El origen de esta actividad lo encontramos en la necesidad que tenían los pastores aborígenes de Canarias para trasladarse de un lugar a otro por terrenos repletos de abruptos barrancos, pendientes y afilados riscos.

Fueron esos primeros pastores quienes desarrollaron esta actividad a la que recurrían para poder realizar sus tareas diarias y para la que utilizaban un palo largo previamente trabajado, que permitiera el deslizamiento de las manos. Además, lo terminaban en una punta afilada con el objetivo de poder clavarla en la tierra o incluso, en ocasiones, añadían el asta de un animal. Tras la conquista castellana en el siglo XV, el uso de un cuerno de animal fue sustituido por una punta metálica.

En 1994 se comienzan a crear los primeros clubes de salto o jurrías. Estos surgen a raíz de una serie de objetivos fundamentales como son investigar los orígenes del salto del pastor, enseñarlo para que no se pierda y, sobre todo, respetar la tradición. Y en 2001 se funda la Federación Canaria del Salto del Pastor, cuya formación llevaba gestándose desde 1994.

Descripción de la tradición

El salto del pastor se practica tanto en exhibiciones como en competiciones en las que se mide las distancias de los saltos o la precisión. Además, en muchas islas se realizan actividades como excursiones por terrenos complicados en los que se utiliza la lanza para poder proseguir el camino.

Este palo de madera, normalmente hecho de pino canario, se ensancha en la parte inferior, donde se ubica la punta metálica, también llamada regatón y que, como ya se explico, se utiliza para clavar el palo al terreno. En este artículo puedes conocer más sobre las características del pino canario.

En cuanto a las medidas, son más largos los que se utilizan en las cumbres y más cortos los utilizados en las costas, su longitud oscila entre los 2 o 4 metros, dependiendo de la altura de los barrancos y riscos que se quiera subir o bajar. A su vez, la medida del regatón varía en función de la longitud del palo, entre 14 y 38 centímetros.

Existen multitud de técnicas o mañas para realizar el salto, pero en todas ellas es muy importante la posición de las manos. La maña más frecuente es la de deslizarse por el palo. Esta se realiza, primero, apuntando para clavar el regatón en un punto. A continuación, se colocan las manos, una en la parte superior agarrándolo y otra con la palma hacia arriba. Finalmente, la persona debe dejarse deslizar por el palo hasta llegar al suelo. La separación de las manos dependerá de la técnica que se vaya a realizar, pero la que se queda por debajo no se puede doblar, mientras que la de arriba debe estar flexionada.

Distribución por el Archipiélago

El salto del pastor se practica en toda Canarias. Pero hay que tener en cuenta que en islas como Fuerteventura y Lanzarote, donde la elevación del terreno no es tan pronunciada, se realizan saltos de menor altura. Por el contrario, en islas como La Palma, se pueden llegar a utilizar garrotes de hasta 4 metros. En la actualidad existen 28 jurrías repartidas por todo el Archipiélago, exceptuando en la isla de El Hierro.

Si te interesan las tradiciones canarias y los deportes te dejamos a continuación otro artículo similar: El palo canario, un vestigio ancestral del Archipiélago.

Paula Vera

Fotos: diariosur.es, fotocommunity.es, alegando.com, vistaalmar.es, youtube.com

Compartir:

Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en linkedin
Compartir en email

¿Quieres recibir contenido interesante sobre las últimas novedades del ocio y la gastronomía canarios?

Suscríbete a la newsletter de Marca Canaria.

Artículos destacados

Otros artículos sobre...