La Graciosa: un paraíso escondido en Canarias

Las Islas Canarias eran siete hasta el año 2018, hablamos de las habitadas, pero desde el 26 de junio de 2018, ya son ocho, con la inclusión de La Graciosa como isla y no islote. Esta decisión sirvió de trampolín para impulsar aún más el turismo en este rincón. Hoy en día, la oferta de alojamiento en La Graciosa es posible en camping o apartamentos, porque no hay hoteles, hostales ni grandes complejos hoteleros.

Isla Graciosa, Playa La FrancesaPlaya la Francesa, en La Graciosa

En cualquier caso, la ausencia de hoteles no impide que el principal atractivo de esta pequeña isla siga siendo el turismo, que tiene su epicentro en Caleta de Sebo, donde el 90% de los alojamientos son para ese uso. La otra población presente en La Graciosa es Pedro Barba.

Playa de las Conchas, La Graciosa
Playa de las Conchas, La Graciosa

 

 

 

 

 

 

 

 

La ruta perfecta para saber qué ver en La Graciosa

La Graciosa es una isla con una población de unos 750 habitantes censados, de modo que si te preguntas dónde alojarse en La Graciosa debes saber que en Caleta de Sebo hay unas treinta casas para alquilar y menos de una decena en Pedro Barba. En esta última población el ambiente es más tranquilo y las casas son más espaciosas.

Un consejo importante en la isla es reservar alojamiento previo en temporada alta, pues la baja oferta hace que no sea fácil encontrar hueco disponible. Si ocurre eso, la solución es visitar La Graciosa en un día, una opción a la que acuden muchos visitantes de Lanzarote, pues el modo de llegar de una a otra es con un ferry de media hora de duración.

Playa de la Cocina, en la Graciosa
Playa de la Cocina, en la Graciosa

¿Qué ver en La Graciosa?

Caleta de Sebo y Pedro Barba son las dos únicas localidades de la isla. Están conformadas por pocas calles sin asfaltar, barquitos atracados y alguna tienda. Para comer, la mejor opción es probar los pescados frescos del día en alguno de sus restaurantes, aunque también existe la posibilidad de acudir a una pizzería o una hamburguesería.

Caleta de Sebo, La Graciosa
Casas en Caleta de Sebo, La Graciosa

Pedro Barba es un pueblo más pequeño y de tradición pesquera, como Caleta de Sebo, pero no ofrece mucho más atractivo que su encanto. En cambio, Caleta de Sebo sí es la localidad más comercial y donde se encuentran también la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen y el Museo Chinijo.

La Graciosa es la isla mayor y la única habitada del Archipiélago Chinijo, que significa pequeño. El conjunto de islas se completa con Alegranza, Montaña Clara, Roque del Este y Roque del Oeste.

Playa de Caleta de Sebo
Playa de Caleta de Sebo, La Graciosa

Playas y senderismo en La Graciosa

En esta isla cercana a Lanzarote no existen grandes complejos hoteleros por lo reducido de su tamaño y porque está protegido desde el año 1984, cuando fue declarada Parque Natural y Reserva de la Biosfera.

Los visitantes acuden en masa a este rincón atraídos por sus playas y las rutas de senderismo en sus colinas volcánicas. De las playas, una de las más encantadoras es la de La Concha. Aunque está algo alejada de los dos pequeños pueblos, al norte de la isla, su paisaje es excepcional, con vistas a Montaña Clara, arena dorada y aguas turquesas. Se trata de una playa virgen, como todas las de la isla, pero donde abunda la bandera roja, luego el baño es peligroso.

Playa la Francesa, La Graciosa
Otra foto de Playa la Francesa, La Graciosa

Otras playas de interés son Playa Salado, una de las más grandes en La Graciosa y donde se puede acampar; playa de Lambra; playa de La Francesa, a la que solo se puede acceder a pie y desde la que se observan los acantilados de Famara; y playa de Caleta de Arriba, excepcional para hacer snorkel.

Más allá de pasarse el día relajados frente al mar, otra opción interesante en esta isla es recorrerla a pie o en btt. Son cuatro los itinerarios más populares: ruta a la Playa de la Cocina y Montaña Amarilla; ruta del Corral a Punta del Pobre; ruta de Las Conchas, Majapalomas y Pedro Barba; y finalmente ruta de Pedro Barba a Punta de la Sonda.

Es importante recordar que en La Graciosa no circulan coches por su territorio, solo se puede ir a pie, en bicicleta o en taxi 4×4. Esta alternativa es posible con los taxis jeep autorizados para transporte público.

La Graciosa, en Lanzarote

Visitar La Graciosa desde Lanzarote

Lanzarote es el punto de partida para llegar hasta La Graciosa. Los ferris entre ambas islas son diarios y a muchas horas, de modo que si no encuentras alojamiento en La Graciosa, puedes trasnochar en Lanzarote. Los hoteles Paraíso Ico y Finca La Florida están situados a medio camino entre Arrecife, la capital lanzaroteña y la localidad de Órzola, desde la que parten los ferris hasta el archipiélago Chinijo.

Lanzarote es una isla de mayor tamaño, y por ello ofrece una variedad más amplia de servicios turísticos. Entre sus restaurantes mejor valorados aparecen Salmarina Playa Quemada, cerca del Parque Nacional de Timanfaya; Majo Picón, en Tinajo; o Dunas de Famara, junto al Risco de Famara y la playa del mismo nombre.

La mayor de las islas del Archipiélago Chinijo concentra en sus apenas 30 kilómetros cuadrados todo el encanto de las Islas Canarias, pero recuerda, el alojamiento en La Graciosa es un bien muy preciado, sobre todo en temporada alta. Si piensas visitar este rincón, reserva con tiempo o acude en ferry desde Lanzarote a pasar el día.

Consigue un listado de los sitios de la ruta y el mapa aquí y compártelo

Fotos: turismolanzarote.com.

Compartir:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on email

¿Quieres recibir contenido interesante sobre las últimas novedades del ocio y la gastronomía canarios?

Suscríbete a la newsletter de Marca Canaria.

Artículos destacados

Otros artículos sobre...