Café de Agaete, uno de los mejores cafés del mundo

Agaete, localidad del norte de la isla de Gran Canaria, presume de su café de especialidad, único no solo en España sino probablemente en Europa. Y es que los conocedores del mejor café saben que se trata de un café especial, cultivado en la isla desde hace más de dos siglos. Un café exótico, difícil de conseguir por su bajo rendimiento (para conseguir un solo kilo de café se necesitan siete kilos de cerezas, como se llaman los frutos del café) y por sus costes bastantes elevados. Sin duda un producto gourmet muy demandado, que triunfa en los mercados de todo el mundo. Tan solo hay que ver el precio al que está actualmente el kg de café de Agaete, que aunque se puede ver actualmente a unos 125 euros el kilo en grandes almacenes, en cualquier caso no baja de 50-60 euros el kilo.

Café de Agaete, en Marca Canaria

¿El único café de Europa?

Se ha dicho del café de Agaete que es el único café que se cultiva en Europa, algo que no es realmente cierto. Y es que, aunque no pertenezcan físicamente al territorio europeo, regiones ultraperiféricas como Martinica, Guadalupe y Reunión (Francia) y las Islas Azores (Portugal) también cultivan café desde hace siglos. Algo que por supuesto no resta un ápice de mérito al café de Agaete, codiciado por su sabor y aroma. Actualmente también se está cultivando café en la isla canaria de La Palma.

La recolección manual del café de Agaete

La variedad del café de Agaete

El café de Agaete es de la variedad Arabica typica. El origen de todos los cafés Arabica está en el suroeste de Etiopía, pasando a Yemen en el siglo XV o XVI, y en el XVIII ya estaba siendo cultivado en la India, desde donde se llevaron unas semillas a la isla de Java, semillas que dieron nombre a la conocida hoy en día como variedad typica, uno de los cafés culturalmente más importantes de la historia de la humanidad.  

Café de Agaete recolectado

Un largo viaje

¿Cómo llega el café a Canarias desde la isla de Java? El viaje aún no ha acabado: una única planta de café cultivada en Java viajará a Ámsterdam en 1706, y tras haber sobrevivido al viaje, es plantada en el jardín botánico de la ciudad, de donde otras plantas salieron rumbo a América trece años después: por este orden el café Arabica Typica llega a la Guayana Holandesa (Surinam), a la Guayana Francesa (Cayena), a Brasil, Martinica (de donde los los ingleses lo llevaron a Jamaica), Santo Domingo, Cuba, Costa Rica y El Salvador. Después llegaría a Méjico, ColombiaArabica typica se convierte en el café de América, definitivamente.

Planta del café Arabica en Agaete

El café llega a las Islas Canarias

El café llega a Canarias en 1788 procedente de la América española, pues el rey Carlos III (tres meses antes de morir) encomienda en ese año al marqués de Villanueva del Prado localizar suelos donde plantar especies de Asia y América. El marqués es un ilustrado miembro de la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Tenerife, donde creará el Jardín de Aclimatación de La Orotava. Los científicos españoles en América se pusieron manos a la obra recolectando distintas especies de plantas y semillas, que enviaban en navíos rumbo al Jardín. En uno de ellos, el navío correo San Bernardo, llegará el café a Canarias. Se suponía que las plantas, tras aclimatarse durante un periodo concreto, serían llevadas a los distintos palacios reales en la Península para su ornato. Sin embargo, no prosperarían al ser un clima tan diferente.

Valle de Agaete

Agaete, el sitio ideal para el café

Se cree que procedente del Jardín Botánico de La Orotava unos monjes llevaron el café a Agaete, donde en el último tercio del siglo XIX ya estaba plenamente arraigado su cultivo y explotación. Las suaves y regulares temperaturas a lo largo del año, la disponibilidad de agua y el fértil suelo volcánico ofrecen la mejor de las condiciones para cultivar el café. Si en un principio se cultivaba junto al mar, con el tiempo se descubrió que sin duda el mejor café se producía en la parte más alta de la zona, el denominado Valle de Agaete, a 200 metros, donde las plantas crecían siempre a la sombra de guayabos, plataneras, naranjos, mangos… hasta llegar al momento de la cosecha.

Las labores del café de Agaete

Labores tradicionales del café en Agaete

Tras la cosecha, había que eliminar la cáscara de los granos de café. Existían dos procedimientos, en húmedo o en seco, siendo este último el utilizado en el valle por la escasez de agua. Los granos se extendían al sol en una zona limpia, donde se secaban y desmotaban. Con mazos y rodillos de madera se rompía la envoltura seca, y tras aventar y cribar quedaba la semilla limpia del café. Posteriormente se torrefactaba en una tostadora de barro de la que disponían todas las casas, junto a un molinillo, con el que finalmente se molía antes de degustar. Hoy día las labores del café se realizan lógicamente con procedimientos mecánicos más eficientes y cómodos, pero básicamente se trata de una producción artesanal y su recogida y selección completamente manual.

Una taza de rico café de Agaete

Un café de especialidad único en Europa

¿Y cómo es el café de la variedad Arabica Typica que se cultiva en Agaete? Pues como dijimos, es una variedad de bajo rendimiento, muy susceptible a las enfermedades del café, por lo que fue reemplazado poco a poco en casi todos los países. Sobrevive en Perú, República Dominicana y Jamaica, donde se llama Jamaica Blue Mountain. Los frutos del café de Agaete son grandes, las plantas tienen un porte alto y el brote de las hojas tiene un color bronce muy típico. ¿Y su sabor y aroma? El café de Agaete es un café suave y elegante, con mucho cuerpo y aromas de regaliz, frutas y chocolate, y un sabor más dulce que otros debido a que no es lavado. Se producen solamente unos 5.000 kg al año en el Valle de Agaete.

El café de Agaete es en definitiva uno de los mejores cafés del mundo, un café selecto que no tiene nada que envidiar a los mejores, como los de Jamaica, Etiopía o Colombia.

Fotos: cafeagaete.com (2 y 6).

Compartir:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on email

¿Quieres recibir contenido interesante sobre las últimas novedades del ocio y la gastronomía canarios?

Suscríbete a la newsletter de Marca Canaria.

Artículos destacados

Otros artículos sobre...